Todas las claves para aprovechar al máximo la reforma de un inmueble

A pesar de que es un poderoso argumento de venta y un método casi infalible para ahorrar, la reforma de la vivienda no siempre es una práctica muy extendida en España. De cada cien viviendas, en un año apenas se acometen obras de reforma en cuatro, según el último informe de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac). Aun así, de los 18.229 millones de euros que movió el mercado de la construcción en España el año pasado, las reformas de viviendas de segunda mano representaron unos 3.112 millones de euros, un 52% más que en 2010. Y, para el año que viene, se calcula que cada familia gastará un promedio de 874 euros por este concepto.

Sandra Barañano, directora técnica de Cuida tu casa —una iniciativa de la industria y del comercio de la construcción—, señala que una reforma bien realizada puede suponer una revalorización de la vivienda de hasta un 20%. “Una reforma integral para un piso de una superficie media de 90 metros cuadrados rondaría los 50.000 euros”, cifra Barañano. Pero, “si tenemos en cuenta que, según la agencia Alfa Inmobiliaria, una vivienda en mal estado pierde hasta el 25% de su valor de mercado, estamos sin duda ante una inversión rentable, no frente a un gasto”, argumenta. “Una reforma a fondo, sobre todo en las instalaciones eléctricas, repercutirá muy positivamente en la factura”, enfatiza, en la misma línea, el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), José María Ezquiaga.

Artículo tomado de El Pais